Rumiar recuerdos siempre es bueno

Rumiar recuerdos siempre es bueno. Aprovechar esos momentos donde uno se siente a gusto. Como al despertar, antes de levantarte, y te quedas en la cama unos minutos. Cuando recuerdas vuelves a vivir ese tiempo feliz, esa vivencia que se ha quedado en el corazón, para alimentar tu despensa. ¿Quién no tiene momentos felices para recordar? Esos son tiempos azules. A donde puedes volver cuando quieras. La memoria, nuestra memoria, lo guarda todo para siempre.…

"Rumiar recuerdos siempre es bueno"