Un encuentro no casual

Un encuentro no casual fue el que tuve el Domingo de Resurrección. Había asistido a la Vigilia el sábado a las nueve en la parroquia. Era aun de día cuando se hizo el fuego, con el que luego se prenderían las velas, para simbolizar la salida de la oscuridad a la luz de Jesús. Era de noche cuando volví a casa. Mi sombra se proyectaba en el camino con la luz de las farolas a…

"Un encuentro no casual"