Cinco lecciones de vida

Cinco lecciones de vida que podemos aprender de los lápices.

Así es, leísteis bien, hoy vamos a recibir unas valiosas lecciones en las que nuestros mentores serán los lápices.

Muy probablemente habéis tenido alguna vez uno en vuestras manos y los conocéis a la perfección: los hay de varios tipos, formas y colores…

Este artículo está basado en uno de los programas de Jorge Duque Linares, espero que os agrade.

Cinco lecciones de vida

Tal vez al mirar un lápiz no veáis más que un trozo de madera tallado finamente con una fina mina de carbón en su interior con la cual podéis hacer múltiples cosas como dibujar y escribir.

Pues bien, os cuento que estos objetos nos pueden impartir cinco valiosas lecciones que hay que tener en cuenta para vivir feliz y exitosamente.

Os recomiendo que toméis nota de cada una de ellas y las empecéis a aplicar a partir de hoy en vuestra vida personal, familiar, social y profesional.

1 – Siempre haréis cosas grandiosas… pero solo si os dejáis sostener en la mano de alguien más:

¿Qué podría hacer un lápiz sin una mano que lo guíe?

Pues bien, al igual que los lápices:

¿Qué sería de nosotros sin nuestros mentores y maestros?

¿Os dais cuenta de la importancia de permitir que alguien sabiamente os guíe para que produzcáis grandiosos resultados?

Recordad que no hay manos más sabias que las manos de Dios.

2 – Vuestra parte más importante es la que lleváis dentro:

Un lápiz sin mina no vale nada, podrá tener el más hermoso diseño y haber sido tallado de la más fina madera… pero vacío es inútil.

Preocuparos para que la esencia de vuestro ser sobresalga por encima de vuestra apariencia exterior, evitad ser una persona vacía y procurad que vuestra esencia sea útil, de lo contrario no seríais más que un pobre lápiz sin mina…

Lección dos, lo que os hace especial, útiles y valiosos es lo que lleváis por dentro.

3 – En cualquier superficie que seáis usados, tendréis que dejar vuestra mejor marca. No importan las circunstancias o las condiciones, deberéis continuar escribiendo:

Un lápiz hace el mismo esfuerzo para dejar un buen trazo sobre cualquier superficie.

Lección tres, no temáis dejar vuestra huella en superficies aparentemente ásperas, haced vuestro mejor esfuerzo y lo lograréis.

4 – Experimentaréis el dolor en algunas ocasiones en que os saquen punta, pero será necesario para que seáis cada vez un mejor lápiz:

Al sacarle punta a un lápiz lo hacéis porque queréis que este sea mejor, queréis que este tenga una punta más fina que permita crear mejores trazos.

Si sois conscientes de esto no os quejéis cuando tengáis algún problema, no os dais cuenta de que la vida quiere que seáis mejores y por ello os «saca punta».

Quiero decir que debéis tomar vuestros problemas para adquirir experiencia, quejándoos no ganáis nada; en cambio, aprendiendo de ellos seréis más sabios…

Lección cuatro, los momentos de tristeza, frustración y dolor son los más difíciles de afrontar, pero os llenan de una sabiduría y fortaleza que de ninguna otra forma se podría adquirir.

5 – Cometeréis errores, pero tendréis un borrador para corregirlos todos:

Dice un dicho que es de humanos errar, pero tened en cuenta que es de sabios aceptar y corregir los errores.Cinco lecciones de vida

Los lápices fácilmente pueden corregir sus errores.

Afrontad sabiamente los errores que cometáis.

Y la lección cinco, es que debéis aceptar y corregir los errores que cometáis, eso os hará más fuertes y sabios.

 

Luciano García Medeiros

One thought on “Cinco lecciones de vida

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.