Doctor de la amabilidad

Doctor de la amabilidad, así lo llamó el Papa Pio IX al declararlo doctor de la Iglesia por sus escritos.

Por eso precisamente lo eligió Don Bosco, por su dulzura y amabilidad.

Tenía bien presente su sueño: “No con golpes… “

Hoy, 24 de enero celebramos su fiesta.

Yo recuerdo mucho este día de cuando estaba en el colegio salesiano.

A la misa, celebrada en honor al Santo, acudían los periodistas, porque era su patrono y también de los escritores.

Humildemente me incluyo aunque sea el último de la fila, al menos para desde estas líneas recordar al Santo al que los Salesianos deben su nombre.

Nació el 21 de Agosto de 1567, en una familia católica de la nobleza, en el castillo de Sales, en Thorens-Gliéres, a 20 km. De Annecy.

Doctor de la amabilidad
Iglesia de San Francisco, en Annecy, donde está enterrado San Francisco de sales

Se le puso el nombre de Francisco en honor al santo de Asís.

Estudio derecho para complacer a su padre y teología por gusto personal.

En contacto con los calvinistas sufrió la tentación de la predestinación:

Si Dios me ha predestinado para el infierno, ¡A mi pesar sería separado de El por toda la eternidad, y por lo mismo constreñido a adiarlo.

Sufrió una depresión psíquica que fue fatal para su salud.

En la oración encuentra sin embargo el secreto del voto heroico que le ofrece desde aquí abajo una compensación anticipada a su desdicha eterna:

Si por un decreto de vuestra Providencia que no puedo comprender, Dios mío, debo ser separado de Vos, al menos no permitáis que alguna vez os maldiga y blasfeme contra Vos. Y si no puedo amaros en la otra vida, puesto que nadie os alaba en el infierno, que al menos aproveche yo, para amaros, todos los momentos de mi propia existencia aquí abajo.

Nombrado obispo coadjutor de Ginebra y luego obispo a la muerte del titular.

Trabajó sin descanso en promover la enseñanza, la práctica de los Sacramentos.

Su bondad, su paciencia, su dulzura son proverbiales, no menos que su frugalidad y su amorosa protección a los pobres.

 

Organizó la enseñanza del catecismo. Él mismo se encargaba de la catequesis en Annecy, y lo hacía de forma tan interesante y fervorosa, que los pobladores recordaban con cariño “el catecismo del obispo”, incluso varios años después de su muerte.
Su generosidad y caridad, su humildad y compasión eran inagotables.

En su trabajo como director espiritual fue siempre bondadoso, sin caer en la debilidad.

Sabía usar la firmeza cuando la bondad no bastaba.

Su bondad era extraordinaria, tanto que la gente comenzó a decir:

Si Francisco es así de bondadoso, ¡cómo será de bueno Dios!

Debido a sus sabios escritos, el papa Pío IX lo declaró Doctor de la Iglesia en 1878, llamándolo “Doctor de la amabilidad”.

Un viaje a Aviñón, acabó de arruinar su salud.

Y se extinguió en el Monasterio de la Visitación de Bellecour, cerca de Lyon, a la edad de 55 años (28 de diciembre de 1622). Beatificado en 1661 y canonizado en 1665, fue proclamado Doctor de la Iglesia por Pío IX en 1877.

Delante de este extraordinario santo Don Bosco quedaba maravillado.

Era una verdadera inspiración, especialmente porque fue un auténtico pastor, maestro de caridad, trabajador incansable por la salvación de las almas.

El joven seminarista Juan Bosco, durante los ejercicios espirituales que realizó antes a su ordenación sacerdotal, hizo este propósito:

Que la caridad y la dulzura de San Francisco de Sales me guíen en todo momento.

En su habitación, Don Bosco tenía un letrero en el que estaba escrito: “Da mihi animas, coetera tolle”, (“Dame almas, llévate lo demás”). Una frase de la Biblia que solía repetir San Francisco de Sales.

En 1854, hablando con el grupo de jóvenes con quienes Don Bosco fundará una congregación religiosa, les dijo:

La Virgen quiere que fundemos una Sociedad. He decidido que nos llamaremos Salesianos. Pongámonos bajo la protección de San Francisco de Sales.

Escribiendo las “Memorias del Oratorio” Don Bosco declara:Doctor de la amabilidad

El oratorio comenzó a llamarse de San Francisco de Sales… porque era una misión que exigía gran calma y mansedumbre, nos pusimos bajo la protección de este santo para que nos alcanzara de Dios la gracia de poderlo imitar en su extraordinaria mansedumbre y en la salvación de las almas.

Además, para que nos ayudara desde el cielo a imitarlo en el combate de los errores contra la religión, especialmente del protestantismo que comenzaba insidioso a insinuarse en nuestros pueblos, especialmente en Turín.

Como Iglesia celebramos a San Francisco de Sales el 24 de enero, pero en tiempos de Don Bosco era el 29 de enero. Curiosamente, Don Bosco murió el 31 de enero, dos días después de la fiesta.

Es como si san Francisco hubiera venido a buscarlo” se decía.

Es considerado patrono de los periodistas y escritores gracias a su devoción y defensa de la fe y la verdad.

Don Bosco encontró en San Francisco de Sales la inspiración para llevar a cabo su apostolado.

Para el santo de los jóvenes, su vida espiritual y sacerdotal fue marcada por la capacidad de diálogo, la paciencia, la dulzura y la amabilidad y sobre todo su humanismo centrado en el bienestar de la persona.

El prólogo del reglamento del Oratorio de San Francisco de Sales, escrito por Don Bosco en 1854 describe la finalidad de este proyecto:

Este oratorio está puesto bajo la protección de San Francisco de Sales para indicar que la base sobre la que esta Congregación se apoya debe ser la caridad y la dulzura, que son las virtudes características de este santo.

Los Salesianos de Don Bosco, son conocidos oficialmente como la Sociedad de San Francisco de Sales, reconocidos en la Iglesia como un instituto religioso clerical de derecho pontificio, dedicado a las obras apostólicas y al servicio de los jóvenes, especialmente de los más pobres y abandonados.

Este día, como familia salesiana reconocemos sus virtudes, las cuales nos inspiran para continuar con el legado de Don Bosco.

Un legado inspirado en el «Doctor de la amabilidad».

 

La confianzaJesús Muñiz González

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.