El Día de la Madre

El Día de la Madre se celebra en los distintos países, con el objetivo de rendir homenaje a las madres y agradecerles el esfuerzo y dedicación que nos han brindado a lo largo de nuestra vida.

Ante todo, una mención de agradecimiento y amor de cada uno de nosotros a nuestra madre.

La celebración del dia de la Madre es muy antigua, pues se remonta a la Grecia Antigua, donde se rendían honores y hacían ofrendas a las madres de los dioses mitológicos.

Con la llegada del Cristianismo estas celebraciones pasaron a honrar a la Virgen María el dia 8 de diciembre, fecha que los católicos adoptaron para conmemorar el día de la Madre.

Actualmente, y desde 1965, se celebra el primer domingo de mayo, para que coincida la fiesta con el mes dedicado a la Virgen María, máxima representación de la maternidad para los cristianos.

Las flores, símbolo de la primavera y el renacimiento de la vida, se han relacionado con el Día de la Madre.

El primer domingo de mayo se celebra en España y en muchos países europeos.

En otros coincide con el día dedicado a la Mujer Trabajadora.

Tambien en algunos países, se celebra en diferentes fechas, coincidiendo con efemérides, que guardan relación a mujeres con una significación especial para sus propios hijos.

En la crianza de los hijos el papel de las madres es fundamentalmente ser guía  y ayuda para su emancipación, transmitiéndoles amor y respeto.

Estos son los pilares básicos para la formación y educación de los hijos, que no dependen del nivel social o cultural, sino de la propia capacidad y habilidad. Ello dependerá de diversos factores, tanto innatos como aprendidos.

Ser madre requiere funciones diversas:

  • cuidadora en todas sus facetas, psicóloga, enfermera, maestra, etc.,
  • tener empatía con los hijos para saber sus necesidades y cubrirlas.
  • Ofrecer seguridad.
  • Fomentar sus capacidades y habilidades.

Pienso que esta es la gran tarea que las madres pueden desempeñar con sus hijos. Su amor incondicional supera todas las dificultades.

Todo en la vida tenemos que aprenderlo. Ser madre también.

No es tarea fácil, por ello es de gran utilidad, para las madres noveles, asistir a la escuela de padres.

Y digo escuela de padres porque es para ambos progenitores. Es importante que los dos se impliquen en la crianza y educación de los hijos.

Tambien a los padres se le dedica un dia, (San José), donde se le rinde homenaje a su labor paternal.

En la escuela de padres, se aprende específicamente a conocer cuales son las necesidades psicoafectivas de los niños en las distintas etapas de su desarrollo, a fin de abordarlas con mayores probabilidades de éxito.

Finalmente, quiero realzar la importancia de una madre en la evolución de los hijos.

Ellos serán los hombres y mujeres del mañana.

Sobre ellas recae el reto y la respondabilidad de formarlos en valores sólidos para conseguir un mundo mejor.

 

Maite Serra Sorribes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.