Empezar un día nuevo es estrenar

Empezar un día nuevo es estrenar una etapa más de la vida, y estrenar es algo que gusta y alegra, así es como hay que iniciar el día, sintiendo el abrazo de la luz que nos envuelve y hace cosquillas.

Un grupo representaba cuentos para los niños y me quedé a verlo. Había pocos niños, aunque bastante mayores.

Y es que nos divierten las cosas de los niños, porque en el fondo nunca dejamos de serlo.

Nadie disfruta más de la vida que un niño.

Ayer vi un cañón con flores en la boca. Así debieran de ser todos las cañones, y las guerras serían perfumadas y de colores.

Empezar un día nuevo es estrenar¡Qué detalle tan hermoso si en lugar de muerte disparasen vida los cañones.

Cuando hay un gran acontecimiento nos preparamos para vivirlo intensamente.

Creo que el día de hoy es el más importante y así tengo que vivirlo.

Así es cada día.

Vivir es lo que acontece ahora mismo y ser consciente de ello es un gozo inenarrable.

Luego la vida es solo un instante, un rayo de luz en medio de la eternidad, fugaz y maravilloso.

Al salir de viaje lo haces con la ilusión de lo que vas a disfrutar con todo lo diferente y al regreso vuelves con el regusto de lo vivido y el reencuentro gozoso del hogar.

Cada día es un nuevo regalo por descubrir y al acostarte rumiar todo lo vivido al tiempo que caes en los brazos amorosos del sueño.

En el karaoke un señor cantaba todos los días convencido de que lo hacía muy bien.

Yo me levanto convencido de que el día va a ser estupendo, y casi siempre es aún mejor.

Mientras se celebra un 66 cumpleaños nace una niña.

Eso me lleva a pensar en que yo también fui un recién el día de mi cumple.

Me imagino la cara de felicidad de mi mamá cuando me tuvo en brazos.

¡Qué bueno es sentir feliz a la gente porque uno ha nacido!

Ese es uno de los mayores motivos para ser feliz.

 

Empezar un día nuevo es estrenarJesús Muñiz González

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.