Los hijos de mis hijos

Los hijos de mis hijos son mis nietos, y en consecuencia yo soy su abuela.  

Esa es una realidad en la que yo no intervengo como protagonista.  

Que yo sea abuela, no depende de mi, sino de mis hijos.  

La realidad es que yo soy abuela.  

No empecé a ser abuela muy joven.  

Mi primera nieta nació hace 15 años, luego yo tenía entonces 59.  

El primer planteamiento que yo me hice al ser abuela, y de acuerdo con su abuelo, es el de no intervención.  

Yo no puedo, ni debo, intervenir en la educación de mis nietos. Esa es una responsabilidad de sus padres.  

Mi actuación como abuela es la presencia. 

Yo estoy presente en los acontecimientos, en las celebraciones.  

Si tengo que quedar al cuidado de alguno de mis nietos, respondo a sus preguntas, según mis conocimientos y mi experiencia. Y también según mis creencias.

Naturalmente ahora tengo más conocimientos y experiencia que cuando era madre solamente.  

Mi relación como abuela se limita pues a la respuesta que yo doy a lo que ellos solicitan de mi.  

A veces quieren que juegue con ellos, y lo hago dependiendo de las circunstancias, y sobre todo del tipo de juego, pues una ya no está físicamente para ciertos trotes.  

Cuando me plantean temas de los que tengo algo almacenado en mi “libreta” allá se lo suelto hasta donde ellos quieren. 

Si, yo tengo una libreta donde lo anoto todo. Ese es un almacén histórico que dejaré en herencia a mis hijos.   

Creo que tengo una buena relación con los nietos. Es una relación muy afectiva, porque yo soy de abrazos y de besos.  

Y aunque no me gusta cocinar, me satisface ver que les gustan mis comidas y mis postres. 

Hace poco mi nieta más pequeña, ocho años, me pidió que le enseñe a calcetar, y en eso estamos.  

¿Y a qué viene todo esto? Pues al día de los abuelos.  

En estos tiempos en que se inventan días para todo, parece que se celebra el 26 de julio como el día de los abuelos, por ser la festividad  de San Joquin y Santa Ana, padres de la Virgen María.  

Yo no creo que haya que celebran un día de los abuelos. Me parece suficiente con que mis hijos se acuerden de festejar mi cumpleaños. Día importante en la vida de cada cual.  

Creo que es positivo tener un recuerdo para los mayores, sean abuelos o no, sobre todo para los mayores que están solos. 

Quienes tenemos familia, y abundante, como es mi caso, más que sentirnos solas, a veces lo que necesitamos es estar “solas” para descansar del ajetreo y vitalidad de los nietos.  

Creo que más que buscar días para hacer homenajes, hay que vivir en buena relación con las personas, en la familia y con el prójimo.  

Los días de celebración son de 24 horas y la vida tiene muchos días en los que es necesario estar cerca, aunque solo sea para saber que estás ahí.  

Lo dicho, mis nietos son los hijos de mis hijos. Y me siento feliz de ser abuela, para lo que ellos quieran de mí, aunque eso si,  sin abusar.  

Yo tengo la suerte de que mis hijos no abusan de mi, no soy la niñera de sus hijos, ni la canguro para cuando se van de fiesta.  

Aunque a mi desde luego me satisface quedarme con ellos de cuando en cuando, mientras las fuerzas lo permitan y su abuelo esté a mi lado, para echar una mano.  

Una fuente maravillosa de recuerdos en mi hogar es el que mis hijos tienen de su abuela, mi suegra, mi segunda madre.  

Eso es lo que me gustaría a mi, ser el día de mañana una fuente de buenos recuerdos en mis nietos.  

La herencia que nunca les va a faltar, y por la que no tienen que pagar ningun tipo de impuestos, es mi amor por ellos.  

 

Los hijos de mis hijosEmma Fernández Alonso 

One thought on “Los hijos de mis hijos

  1. Emma, me ha gustado mucho tu reflexión, en los hijos de mis hijos. Una forma muy coherente y positiva de tu forma de ejercer de abuela, estoy segura que tus nietos tendrán de tí el entreñable recuerdo de su abuela, como dices que tus hijos lo tienen de la suya. Quiero hacer mención a tu libreta, ya que me ha parecido una estupenda idea de dejar constancia de muchos momentos importantes de tu vida, y que algún día, podrá ser para tus nietos, un valioso libro de su propia historia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.