Mi planta de Naranja Lima

Mi planta de Naranja Lima (O Meu Pé de Laranja Lima),

Fue publicada por primera vez en 1968, en Sao Paulo, Brasil.

Luego se tradujo a 32 idiomas y publicada en 19 paises.

El autor.

José Mauro de Vasconcelos, nació en Bangú, un barrio de Río de Janeiro, (Brasil), el 26 de febrero de 1920.

Hijo de una familia muy pobre, su madre era india y su padre portugués.

Vivió con unos tíos en Río Grande del Norte.

Su primer empleo fue el de entrenador de peso pluma.

Se convirtió en estatua en 1941, en el monumento a la juventud del jardín del Ministerio de Educación, en Río.

Cargador de plátanos en una hacienda del litoral del Estado de Río.

Camarero de sala de fiestas en São Paulo.

Recorrió distancias y empleos en cantidad, aprendiendo de la vida.

Vadeando ríos en plena región del Araguaia, conoció el ambiente hostil y la lucha por los indios.

El resultado de su madurez fue “Banana brava”, de 1942, donde refleja el mundo de los mineros.

El libro no tuvo éxito entonces.

Después vino Barro blanco, en 1945.

Esta historia de las salinas de Macau, en Río Grande del Norte, valió a José Mauro un gran éxito de crítica.

Luego siguieron más obras, hasta el éxito en 1953, de Rosihha, minha canoa.

O Meu Pé de Laranja Lima, (Mi planta de Naranja Lima), conquistó a los lectores brasileños, con unas ventas sin precedentes.

Desde muy joven se interesó por las condiciones de los más oprimidos, como los indios, los garimpeiros o los trabajadores de las haciendas, experiencias que más tarde trasladaría a muchas de sus obras.

Su obra bebe de la narrativa popular brasileña transmitida de forma oral y está teñida de un profundo respeto y admiración por la naturaleza y una compasiva mirada hacia los más desfavorecidos.

Es autor de una veintena de libros de narrativa.

Mi planta de Naranja Lima lo convirtió en uno de los autores más populares de la literatura brasileña del siglo XX.

Murió en São Paulo en 1984.

Su estilo.

En sus novelas siempre hay una crítica social atendible.

Son historias pensadas para todo el público, sin actos de violencia hiperreales ni escenas que generen un asco o desagrado, pero con una fuerte interpelación al lector.

En su prosa destaca:

Su fidelidad al habla y los modismos propios de la zona en que instala sus historias.

El olor a naturaleza que se agita en sus páginas.

El lirismo y un paisaje lujuriante.

Dueño de un estilo literario, sencillo y directo que supo armonizar con su profundidad y sensibilidad,

Vasconcelos no se consideraba escritor:

el pueblo es simple como yo y no le gusta la actitud sofisticada de los escritores y no tengo nada de escritor

Muchos de sus libros son autobiográficos, como Barro blanco, que narra la vida de los trabajadores de Las Salinas donde vivió de pequeño.

Kuryala, que es la historia de los indios carajas, con quienes convivió, o Rosita, mi canoa.

Autodidacta, viajero, conociendo su país, interpretando la vida.

Es hábil para obtener lo más interesante de cada tema, con un gran deseo de transmitir, contar.

Posee un profundo espíritu de observación, para establecer un diálogo con el lector.

Su originalidad está en el método de trabajo.

Primero almacena las ideas, los detalles físicos y sicológicos de los personajes, elige los paisajes, hace un borrador de la novela y finalmente lo traslada a un escenario donde le da vida.

En la etapa narrativa suelta su fantasía, teje los resortes lingüísticos, con fidelidad a los modismos del habla propio de la zona en la que instala su historia.

Una de sus características su acierto en la disposición de los diálogos.

Cando a historia está enteiramente realizada na minha imaxinación, comenzo a escribir.

Soamente traballo cando tenho a impresión de que toda a novela está saíndome polos poros do corpo.

E entón todo marcha como nun avión a chorro.

Es el corazón de sus lectores lo que busca, no su intelecto.

Sus libros son mensajes de un espíritu a otro.

Supo encontrar el camino que conduce al lector.

Sus personajes viven, se mueven y desenvuelven con la naturalidad que lo hace el autor en la vida real.

Sinópsis.

Mi planta de Naranja Lima, narra la historia de un niño de cinco años.

Zezé, quiere ser poeta y llevar corbata de lazo, aunque de momento es un niño de cinco años.

En casa hace muchas travesuras, empujado por el diablo que lleva dentro.

El dice que en Navidad, dentro de él, en lugar de nacer el niño Jesús, nace el diablo.

Recibe muchos golpes, de sus hermanos, de su padre sin trabajo, hasta de su madre.

En el colegio es un ángel con una imaginación que encandila a su maestra.

Tiene a su amigo Minguiño, al que le cuenta todo y con el que juega.

Es su plantita de naranja-lima.

El gran descubrimiento es su gran amigo, el Portuga, que tiene el coche más bonito del barrio.

El Portuga le regala lo que más aprecia Zezé, cariño, ternura.

La narración se desliza en un lenguaje, sencillo, cercano, inteligible.

Y sobre todo dialogante.

Los razonamientos de este niño de cinco años, son desconcertantes, sorprendentes, maduros.

Su obra está impregnada de realismo y poesía.

Más que una obra para ser leída es para ser sentida.

El léxico empleado nos acerca al escenario en el que viven los personajes.

Impresión personal

Cuando hace más de cuarenta años alguien me recomendó la lectura de Mi planta de Naranja Lima, me dijo: “te hará llorar”.

Yo no era de lágrima fácil. No me enseñaron a llorar y no sabía.

Y lloré cuando leí por primera vez la obrita.

Sentí cada uno de los golpes recibidos por Zezé.

Mi corazón saltó de gozo con sus alegrías.

Y me estremecí con el sufrimiento de este pequeñín rubio, con rulos.

Ahora la he vuelto a leer y he vuelto a llorar.

Recomiendo su lectura para tomarle el pulso al corazón.

Engancha fácilmente y es una lección que todos debiéramos aprender.

Nos acerca a través de la vivencia de los personajes a la pobreza, ese escándalo de nuestra sociedad, que nos hace volver el rostro, por aquello de: “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Te sugiero que saborees muy despacio Mi planta de Naranja Lima, y sientas.

Si te emocionas es que estás vivo.

 

Mi planta de Naranja LimaJesús Muñiz González

5 thoughts on “Mi planta de Naranja Lima

  1. Amigo Jesus, con la descripcion que haces de MI PLANTA DE NARANJA LIMA, en cuanto tenga ocasión me acercaré a la LIBRERIA DON BOSCO, para comprala, y posteriormente comentarla contigo.

  2. El artículo sobre la obra «Mi planta de naranja lima» ha abierto en mí, la curiosidad de leer este libro, sobretodo porque habla de sentimientos. Lo voy a guardar e mi lista de obras a leer. Gracias por presentarnos este libro y a este autor.

  3. Realmente es precioso el libro, su lectura es muy amena, como bien dices yo también lo leí hará como unos cuarenta años, lo recomendé en su tiempo y lo sigo recomendando, es uno de mis libros favoritos. gracia Jesús por hablar de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.