Mis queridos compañeros y amigos

Mis queridos compañeros y amigos: Hoy necesariamente, mis primeras palabras en este nuevo número de Vigo Bosco tienen que ser de pesar por los fallecidos que hemos tenido en los diferentes grupos de nuestra querida Familia Salesiana, consecuencia de la enorme catástrofe que ha está suponiendo la pandemia del Covid-19.

La vida de todos nosotros se ha visto afectada por dicha pandemia, y como no podía ser de otra manera, también la vida de nuestra Asociación, que se vio obligada a cancelar todas sus actividades desde el 9 de marzo, con la única excepción de las reuniones semanales de la ejecutiva, que en lugar de ser presenciales las hemos seguido teniendo, desde entonces, vía WhatsApp.

Un viejo aforismo dice que “a grandes males grandes remedios”, o lo que es lo mismo, que en situaciones de dificultad es cuando suelen aparecer nuevas ideas para poder contrarrestarla, y esto es lo que nos ha ocurrido.

Puesto que no pudimos editar nuestra revista en el mes de mayo, pensamos que era el momento de poner en marcha Vigo Bosco digital, que ya está en funcionamiento desde el día 24 de septiembre, y en cuya contraportada figura el enlace para poder acceder a ella, así como también a las páginas abiertas en las redes sociales.

Pongo en vuestro conocimiento, que el formato en papel de nuestra revista se mantendrá, si bien, solamente editaremos la del mes de diciembre, donde figurarán los contenidos habituales, tales como; los saludos del presidente y delegado, la programación anual, el resumen gráfico del año anterior, las cuentas anuales, excursiones previstas, etc. etc.

Por tanto, podemos decir que la Asociación pasa a disponer de dos revistas, una “estática” en formato papel y otra “dinámica” en formato digital, que esperamos haya obtenido el respaldo de muchos seguidores, y así, haber compensado el esfuerzo, tanto económico como de trabajo que ha supuesto su creación.

Cambiando de tema y para finalizar, al no haber podido celebrar la Asamblea General, prevista para el 25 de mayo pasado, y siendo preceptiva estatutariamente su celebración, la pasamos al 21 de diciembre, con el orden del día que figura en este número de Vigo Bosco, naturalmente manteniendo las medidas de seguridad e higiene establecidas.

También me ha parecido conveniente, por su contenido, que el saludo que tenía preparado para la revista de mayo tenga cabida en esta, así que lo tenéis a continuación.

Forzosamente hoy mi saludo tenía  que ir en clave de la celebración, durante este  año  2020,  del

150  Aniversario  de la Fundación de los Antiguos Alumnos de Don Bosco.

Mis queridos compañeros y amigosEn los numerosísimos libros de la vida de Don Bosco, es decir en la historia de los Salesianos, se señala que el 24 de junio de 1870, onomástica   de   Don   Bosco,   un   grupo   de   antiguos   alumnos capitaneados  por  Carlos  Gastini,  fueron  a  visitarle  a  Valdocco (Turín), para festejar el día de San Juan, llevarle un pequeño regalo, y mucho más importante, para Agradecerle la educación recibida, prometerle fidelidad, y dando un paso más, a ofrecerse a colaborar en su obra.

De esta manera, se inició nuestro Movimiento asociativo de Antiguos Alumnos de Don Bosco, hoy extendido por todo el mundo, y debidamente estructurado; desde una Confederación mundial de Exalumnos, Confederaciones nacionales de antiguos Alumnos, Federaciones regionales, y en la base, las Asociaciones locales, que somos, en palabras del anterior Delegado Nacional, el SDB Luis Fernando Álvarez,

«el alma de nuestra Confederación  nacional».

Nuestra Federación Regional, o Federación Noroeste, con mucha antelación e insistencia, nos animó a participar muy activamente en la peregrinación a Orense del 14 de marzo, y nuestra asociación haciendo caso a estas indicaciones, aprovechó cuantas ocasiones hubo, para poner en conocimiento de nuestros asociados y demás ramas de la Familia Salesiana, este gran evento, además de encargarse de la organización del desplazamiento, a la siempre acogedora Capital de las Burgas.Mis queridos compañeros y amigos

Y todo estaba preparado, cuando desgraciadamente el Covid-19, hasta ese momento más conocido como «coronavirus», se llevó por delante una celebración en la que tanta ilusión habíamos puesto, aunque una vez que se vuelva a la normalidad sanitaria, se buscará la fecha más adecuada para su celebración.

Pero como la vida es un continuo recibir buenas y malas noticias; el miércoles 11 de marzo, nos llegaba la buenísima noticia de que el Capítulo General 28, que se estaba celebrando en Valdocco, había reelegido Rector Mayor, a nuestro muy querido Ángel Fernández Artime.

Para   los  que  hemos  tenido   la  suerte  de  conocerle personalmente, desde su responsabilidad como Provincial, en la antigua inspectoría Salesiana de León, y sabemos de sus muchos valores y capacidad, además de quererle y admirarle, no podemos más  que  manifestar   nuestra  enorme  alegría,  y  darle  a  la Congregación  Salesiana  nuestra  enhorabuena, que  hacemos extensiva a todos los que componemos la gran Familia Salesiana.

Espero y deseo que cuando llegue a vuestras casas este número de Vigo Bosco, todo haya vuelto a la normalidad, y no tengamos que lamentar ningún tipo de incidente, para lo cual, como siempre, nos ponemos en manos de María Auxiliadora y Don Bosco.

 

Recibid un fuerte abrazo en Don Bosco.

 

Rafael Martínez Sidrach-CardonaMis queridos compañeros y amigos

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.