Por fin volvemos a Morgadans

Por fin volvemos a Morgadans, después de dos años.

El próximo 25 de julio, tras dos años de ausencia a consecuencia del coronavirus, volveremos a la ermita dedicada a María Auxliadora, en la aldea de Vilas, parroquia de Morgadans.

La bendición de la ermita tuvo lugar el 29 de mayo de 1994.

Es bueno recordar porqué todos los años nos acercamos a esta ermita el 25 de julio.

El 5 de marzo de 1849 nació en Morgadans, Manuel Benito Hermida Pérez, conocido como el Padre Hermida, primer sacerdote español salesiano.

Aureliano Laguna Vegas, SDB, escribió la biografía del Padre Hermida, con el título “EL PADRE HERMIDA”.

En el relata como en el año 1944, la Asociación de Antiguos Alumnos, inicia las “peregrinaciones” al lugar de su nacimiento para homenajearlo.

Desde el año de 1994, el 25 de julio, nuestra Asociación organiza una “jornada de confraternidad”.

Se comienza con la Eucaristía y ofrenda floral en la ermita, en homenaje al Padre Hermida, a María Auxiliadora y Santiago Apóstol, patrón de España.

Después se concluye con un almuerzo fraternal entre los asistentes.

A la entrada de la ermita, destaca la escultura al Padre Hermida, sentado en banco de piedra apoyado a la pared, así lo relata Don Aureliano en su libro.

Y añade:

“El padre Hermida te está invitando a que te sientes a su lado para susurrarte palabras de consuelo y aliento y, sobre todo, para indicarte que en la ermita encuentras una madre, María Auxiliadora”.

 

Por fin volvemos a MorgadansRafael Martínez Sidrach-Cardona

3 thoughts on “Por fin volvemos a Morgadans

  1. Que bueno que la primera actividad que ponemos en marcha sea un dia de confraternidad, con ello cogeremos 3 buenos puntos para la salud: celebración en una ermita, donde nos sentiremos unidos por una misma fe, esa que alegra el corazón, paseito al aire libre y comida, que es como decir fiesta. ¿Qué más le vamos a pedir a la vida?

  2. Podríamos decir: ¡Ya era hora, lo estamos deseando! Espero que la gente -nuestros amigos- respondan, como siempre han respondido.
    Es bueno recordar el pasado y la historia cuando ésta es buena y positiva; la mala es mejor olvidarla. Pero nuestros encuentros en Vilas (Morgadans) son todos positivos y por ello es bueno repetirlos para reanimar el presente mirando al futuro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.