Queridos antiguos alumnos

Queridos antiguos alumnos.

Recibid todos unos muy cordiales saludos de este amigo asturiano que tiene la enorme satisfacción de coordinar y animar (o por lo menos lo intento) las Asociaciones de Antiguos Alumnos de Don Bosco de nuestra anterior Inspectoría Salesiana de León, hoy denominada Federación Noroeste.

Tengo todavía “fresca” en mi memoria la experiencia vivida en vuestra querida Asociación el pasado mes de enero, cuando celebrasteis vuestra Fiesta de la Unión y, entre otros actos, entregasteis los distintivos de oro de nuestra Confederación a Don Julián Mouriño, Don Mario Mouriño y Don Manuel García Meira.

¡Cuánta gratitud a la educación recibida de Don Bosco a través de los salesianos!

¡Cuántos recuerdos y emociones contenidas!

¡Cuánto amor a Don Bosco y a María Auxiliadora!

Como dice un dicho popular: “a mal tiempo, buena cara”.

No cabe duda que estamos atravesando una situación muy complicada y por desgracia parece que todavía no termina de solventarse, al contrario, se recrudece.

Pero todos nosotros, los “hijos de Don Bosco” tenemos la fuerza para que esta situación no pueda hacernos caer en el desaliento, más bien al contrario, debemos poner todo el empeño en vivir nuestra vida (personal, familiar, laboral, social) plenamente.

Y que mejor forma para vivir estas situaciones complicadas que en familia.

Nosotros, los antiguos alumnos, formamos parte de la gran Familia Salesiana a través de nuestra afiliación y compromiso con nuestra Asociación de Antiguos Alumnos.

Y además, amigos de Vigo, vosotros tenéis la suerte de contar con una Asociación VIVA y DINAMICA que se adapta a estos tiempos de “aislamientos” y para no perder la comunicación con vosotros “inventa” el VIGO BOSCO DIGITAL, al que auguro un gran porvenir y mucho, mucho éxito.

Pero amigos míos, tener en cuenta que para que una Asociación tenga vida y realice cosas nuevas y buenas se necesita un grupo de antiguos alumnos comprometidos con Don Bosco.

Porque una asociación para que funcione como la vuestra, lleva mucho tiempo, mucho esfuerzo y muchísimo trabajo.

Vuestra junta directiva, o ejecutiva como se llama ahora, encabezada por mi gran amigo Rafa Sidrach es un ejemplo de compromiso y de vivir el Espíritu Salesiano en toda su dimensión.

Por tanto mi más sincera felicitación y agradecimiento a todos vuestros directivos y como decía mi abuela “que Dios os lo pague”.

Concluyo invitándoos a todos a seguir siendo unos honrados ciudadanos y buenos cristianos, y así Don Bosco se sentirá orgulloso de nosotros.

¡Cuidaros mucho! Recibid un fuerte abrazo y hasta pronto.

 

Juan José Llaca González

Presidente Federal

Queridos antiguos alumnos

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.