Soñé que vivía

Soñé que vivía, desperté y mi sueño se hizo realidad. Recuerdo a un señor andar la calle con toda ligereza, apoyando las manos en el suelo y darse un impulso hacia delante con el cuerpo, porque sus piernas están atrofiadas, son enanas. Lo sorprendente es la sonrisa y alegría con que saluda a la gente. Pienso que la felicidad no está en tener, sino en ser. Tuve que tomar un taxi. Durante el trayecto el…

"Soñé que vivía"

Recordar es vivir

Recordar es vivir aquellos maravillosos años. Hoy, sentado en el sofá de mi salón he cerrado los ojos y he revivido en mi mente dulces momentos de mi infancia. Era muy pequeño y mi madre me solía llevar de visita a la iglesia de María Auxiliadora. Yo la llamaba la “iglesia de oro” (supongo que por el retablo central). Y allí, sentados en uno de los viejos bancos, me hablaba de la Virgen y de…

"Recordar es vivir"